Este gracioso índice fue inventado por la revista The Economist en 1986 y es especialmente utilizado por los profesionales dedicados al comercio exterior. Su función consiste en establecer un índice que refleje el poder adquisitivo de cada país, y por lo tanto la relación entre las distintas divisas que existen. El índice se establece basándose en el precio del famoso Big Mac en cada país.

Muchos pensarán que es más lógico basarnos en la cesta de la compra media por familia, no obstante, este no sería un índice muy acertado ya que variaría mucho en función del tipo de alimentación, tipo de familia, etcétera. No obstante, el Big Mac es un producto común en la mayoría de países del mundo. Además, las distintas franquicias de la hamburguesería tienen la responsabilidad de fijar los precios de sus productos en función de su localidad. Esto quiere decir, que el precio del Big Mac se establece en función de la economía local, representando a la perfección el poder adquisitivo de los lugareños y su divisa, un dato necesario cuando nos dedicamos al comercio internacional.

Este índice se basa en la teoría de la paridad del poder adquisitivo (PPA). Según dicha teoría con un dólar tenemos que ser capaces de comprar la misma cantidad de bienes en un país que en otro.
Así, utilizaremos el índice Big Mac para medir el comportamiento de diversas divisas y determinar si la moneda de un país se encuentra devaluada o sobrevaluada en relación a otra. Los que pretendan utilizar este índice como fórmula exacta para el intercambio de divisas se estarán equivocando profundamente, ya que este índice no sirve para extraer conclusiones precisas sino más bien hacer la teoría del intercambio entre divisas algo más ágil y comprensible.

¿Pero cómo se calcula el índice Big Mac?
Para calcular el índice, tomaremos el precio del Big Mac en dos países distintos (cada cúal en la divisa que le corresponda) y los dividiremos entre sí. El valor del resultado lo compararemos con el actual cambio de la divisa. Si el resultado logrado es menor, significa que la primera divisa se encuentra actualmente devaluada. No obstante, si el resultado que hemos logrado es superior al cambio del momento, la primera divisa que hemos comparado se encuentra sobrevaluada.Trucos como este hacen las tareas de un profesional del comercio exterior más fáciles en el día a día. Si quieres especializarte en temas relacionados al comercio internacional, te recomendamos este innovador postgrado en comercio exterior ¿Listo para destacar en tu carrera profesional?

Publicar un comentario

 
Top