Hoy os vamos a hablar de una empresa que apuesta por la producción de zapato nacional pero con el máximo respeto al medio ambiente. Esta empresa es Callaghan, con sede en la ciudad manchega de Almansa, lleva varias generaciones ofreciéndonos un zapato de calidad, con las últimas tecnologías de producción pero sin olvidar sus raíces artesanas y el máximo cuidado al medio ambiente.



Un claro ejemplo de este respeto al medio ambiente de la marca Callaghan, se puede ver en sus modelos de botines Callaghan. La marca nos presenta una gran variedad de modelos para que tengamos donde elegir y podamos combinarlos siempre con el estilo personal de cada uno. Pero con esta marca, como venimos diciendo, el diseño y la elegancia no están reñidos con el cuidado y respeto al medio ambiente en su proceso de producción.

Esta empresa también cuenta con una política de responsabilidad social corporativa donde se respeta mucho la posición de sus trabajadores. La marca trata siempre de cuidar su plantilla, y siempre que externaliza lo hace sabiendo las condiciones en que se hace para no ser responsable de ningún tipo de actividad que vaya en contra de su responsabilidad social corporativa.

Estamos, por tanto, ante una marca made in Spain que cuida los detalles. Sólo hay que ver el resultado en estos botines para darse cuenta que Callaghan hace y quiere seguir haciendo las cosas bien. Porque el éxito y la producción de zapatos de calidad no está reñido con una producción ética y que no perjudique el medio ambiente. De hecho este es el camino a seguir para muchas empresas que quieren diferenciarse del resto, aportar valor añadido al cliente en forma de una gestión sostenible y responsable. Sólo con esto podremos conseguir que el calzado o cualquier producto español destaque del resto de producciones asiáticas donde el coste es inferior, pero la calidad y la rsc escasa o nula.

Publicar un comentario

 
Top