Ivanpah es la granja solar más grande del mundo, está en California, Estados Unidos,  y tiene la friolera de 347.000 espejos que siguen el sol durante todas las horas en las que hay luz. Funcionan mediante unos sensores de luz, controlados por ordenadores, que son los encargados de dirigir los espejos hacia la luz solar y enviarla a donde es necesario.

La luz es enviada a tres torres que contienen unas calderas gigantes desde donde emiten toda la energía que reciben de los espejos y que transforman en calor.

Gracias a esta granja solar se abastecen 140.000 hogares en California, o lo que es lo mismo, más de medio millón de personas.

Este tipo de granjas solares no sólo crean energía aprovechando la luz solar, sino que evitan que se genere más contaminación en el medio ambiente. La energía que se crea de esta manera sustituye a otras creadas de forma mucho más contaminante, de hecho se estima que el ahorro en emisiones de CO2 a la atmósfera es de unas 450.000 toneladas, lo que equivaldría a la cantidad de CO2 que emiten durante todo un año más de 88,000 vehículos en las carreteras.

Como ves el ahorro es muy interesante, tanto a nivel económico como a nivel de contaminación, la luz del sol es algo que estará ahí, lo aprovechemos o no, que además no contamina y que se transforma en energía de forma sencilla. El problema es que para tener una granja de estas dimensiones, que proporcione esta gran cantidad de energía son necesarias muchas hectáreas de terreno en una zona donde haya muchas horas de sol al año.

Otro problema es la inversión económica que necesitan este tipo de plantas solares, Esta granja solar en concreto costó cerca de dos mil millones de dólares y se unieron para crearla varias empresas americanas como NRG Energy, Google y BrightSource Energy. Ocupa una superficie de 140.000 hectáreas, curiosamente la misma cantidad de hogares a los que es capaz de suministrar energía eléctrica.

Publicar un comentario

 
Top