El proyecto Solar-Jet ha conseguido sintetizar por primera vez queroseno renovable, hecho con agua, bióxido de carbono y luz solar simulada. 

Este queroseno es apto para reactores por lo que podría hacer volar aviones dentro de no demasiado tiempo.

El experimento se ha llevado a cabo utilizando generadores de luz solar simulada pero la idea es que cuando se produjera a gran escala se usar energía solar directamente, ya que la energía necesaria para crear luz solar simulada encarecería mucho el carburante, y lo haría menos verde.

Lo bueno es que de conseguir producirse a gran escala, sería un combustible, renovable, producido a su vez mediante energías renovables.

La parte negativa es que el agua es un bien escaso por lo que sería bueno valorar si realmente debemos usar agua para producir este tipo de derivados.

Por otra parte, un equipo de investigadores de la Marina de Estados Unidos han conseguido hacer volar una maqueta de avión con carburante conseguido de forma totalmente renovable: en este caso se ha usado agua marina y luz solar.

Ellos apuestan por seguir investigando estas posibilidades ya que el sistema de producción no es complicado, no es peligroso y podría llevarse a cabo a bordo de los mismos barcos que después lo consumirían. 

Con ello reducirían la contaminación, podrían pasar más tiempo en alta mar y ahorrarían en costes de combustible cuando la instalación para fabricar el combustible con agua de mar estuviera amortizada.

Si este tipo de carburantes viera la luz y se popularizara se conseguiría mejorar el efecto invernadero y con ello la reducción de la contaminación a nivel mundial. 

Además podría ser una solución para barcos, que no tendrían que volver a puerto tan a menudo, también podría cambiar la vida de muchas personas que viven aisladas y podrían fabricar su propio carburante tanto para vehículos como para sistemas de calefacción. Sin duda sería útil para aquellos países más pobres que no tienen recursos para comprar petróleo.


Son investigaciones esperanzadoras, que abren nuevas vías y otras posibilidades. Faltará ver si los grandes intereses que mueve el petróleo permiten que se siga avanzando en este campo.

Publicar un comentario

 
Top