Bienvenidos a nuestro blog sobre energías renovables. Desde aquí trataremos de explicar los beneficios y las particularidades de este tipo de energía, para que podáis conocerlas a fondo y aclarar todas las dudas que surgen sobre su uso, producción o legislación.

¿Qué es la energía? Se entiende por energía la capacidad para realizar un trabajo. Por tanto será energía la electricidad, la fuerza física, la fuerza mecánica...

Hay distintos tipos de energía, que se pueden clasificar según su fuente, su uso, o su tipo de consumo, por ejemplo.


¿Qué son las energías renovables?

Según el origen de la fuente de energía la podemos dividir entre energía renovable o energía no renovable.

Mientras que la energía no renovable se obtiene gracias a fósiles, como ocurre con el petróleo, o mediante la fusión nuclear, la energía renovable es aquella que se obtiene gracias a recursos naturales que son inagotables.

Entre las energías renovables se encuentra la energía eólica, la hidroeléctrica, la energía solar, la geotérmica, la energía mareomotriz, la energía undimotriz o los más modernos combustibles: biomasa y biocombustible.

Las ventajas que tiene la energía renovable frente a la no renovable, son evidentes. Mientras que la energía tradicional basada en el petróleo explota un producto destinado a agotarse, la energía renovable se dedica a explotar recursos naturales inagotables y que están casi al alcance de cualquiera. 

Las energías renovables son consideradas verdes o ecológicas en su gran parte aunque hay cierta polémica entorno a la energía hidráulica y a los combustibles obtenidos a partir de cereales ya que en el primer caso el agua es un bien escaso y en el segundo caso se tienen que cultivar grandes extensiones de tierra para destinar la cosecha a la producción energética en lugar de destinarla a alimentar a una población que pasa hambre.

Dejando de lado el debate sobre estos dos tipos de energía, podemos decir sin duda, que en general la energía renovable es mucho más económica y sostenible que la energía no renovable ya sea fóssil o nuclear.

Los residuos que quedan tanto tras la fabricación como tras el uso de estos tipo de energía son mucho más contaminantes que los que producen las energías renovables, que en muchos casos no generan residuos. Las energías renovables generalmente se consiguen aprovechando los recursos naturales, como por ejemplo el sol, el viento o la fuerza de las mareas.

Es una tendencia en alza la producción propia de energía, un edificio con placas solares puede obtener suficiente energía como para abastecer a toda la comunidad de vecinos y vender el excedente a la compañía eléctrica.

 El gobierno ya está regulando el uso y la producción de energías renovables por parte de los usuarios, algo de lo que hablaremos en próximos artículos.

 Si quieres estar al día de todo lo relacionado con las energías renovables suscríbete a nuestro blog y recibirás las novedades por correo electrónico.
Next
Entrada más reciente
Previous
This is the last post.

Publicar un comentario

 
Top